El abogado defensor de un grupo neonazi acusado de agredir a un mendigo dice que éstos “no son personas humanas”

El abogado defensor de dos miembros de un grupo de neonazis, acusados de haber apaleado a un vagabundo, hace una serie de declaraciones vergonzosas sobre las personas que piden o viven en la calle.

“Los vagabundos no son personas humanas (fuente: el correo.com)”, “la vagancia y el constituirse un parásito de lo decente lleva a la repulsión (fuente: europapress.es) “, “los vagabundos no son personas humanas, sino cánceres de la sociedad que deberían de ser expulsados (fuente: elmundo.es)”, “si el trabajar es un derecho, también es un deber y la vagancia no está recogida en nuestra Carta Magna (fuente: el mundo.es)”, “yo, si tengo un cáncer, el médico no me pone paños calientes; me lo extirpa. Pues esto es igual (fuente: elmundo.es)”, “no son personas gratas ni agradables (fuente: abc.es)”; éstas son algunas de las perlas que el abogado Ángel Pellúz ha escrito en una carta presentada ante la Sala este martes 12 de marzo.

El caso viene de unos acontecimientos ocurridos en la madrugada del 23 de agosto del 2009: al parecer, los acusados (procedentes de un grupo neonazi llamado “cabezas rapadas”) se dedicaron a dar patadas en la cabeza a  Rafael Santamaría, un vagabundo que se refugiaba en un fotomatón en la calle Arcipestre de Hita en Madrid.

Como consecuencia de las agresiones, Rafael Santamaría sufrió un traumatismo craneoencefálico que le dejo en coma durante 541 días.

Si ya los hechos no fuesen suficientes para los agresores como para sentir vergüenza de sí mismos, uno de los abogados de estos cuatro neonazis, dedica estas palabras a la gente que no tiene el dinero que él gana por decir esas sandeces y lo único que les queda es vivir en la calle.

Durante la dictadura franquista, el abogado fue inspector nacional del Ministerio de Información y Turismo  y funcionario del Cuerpo General Técnico de la Administración Civil.  Fue absuelto en el 2009 de un juicio  en el que se le acusaba de presunta estafa inmobiliaria en complejo Ciudad Antena de Benidorm.

“Hoy empieza a resurgir en círculos políticos que tienden a prohibir la mendicidad, plaga de nuestras ciudades porque hay nostalgias de tiempos pasados (fuente: europapres.es)”, es otra de las frases que se contemplan en el escrito del abogado defensor refiriéndose a la norma de vagos y maleantes que fue aprobada en 1933 para el “control de mendigos, rufianes sin oficio conocido y proxenetas (fuente: 20minutos.es)”.

Además, a los agresores no les falta “historietas” que contar para no sentirse tan avergonzados de los hechos que les han llevado a sentarse en el banquillo de los acusados: Mykhaylo .T asegura no darle ninguna patada al mendigo, a pesar de que él los insultó, además se justifica diciendo que es comunista y que su abuelo murió en la Segunda Guerra Mundial. A preguntas de la fiscal acerca de por qué llevaba el pelo rapado, ha asegurado que a veces tiene que cortárselo por una dermatitis seborreica. Por si fuera poco, el acusado responde a la pregunta de que si le caía mal el mendigo que : “Siento lástima por esta persona porque con la crisis o los desahucios esto puede pasarle a cualquiera (fuente: 20minutos.es)”. Me pregunto quién debería sentir lástima de quién.

Por otro lado, Javier R.B ha señalado que presenció como Mykhaylo estaba pegando y pisando al hombre con “cara de poseído y descolocado por la ira (fuente: 20minutos.es)”. Resulta poco creíble las acusaciones de éste, cuando nos cuentan que en el momento de los hechos se encontraba en libertad condicional tras ser condenado por un delito de lesiones por una pelea en su barrio y tras haber reconocido que lleva tatuada la palabra “sangre”.

Según los otros dos acusados, María Leticia G.D e Iván L.G, ninguno de ellos agredió al mendigo, que según sus versiones gritaba insultos desde el suelo, por lo que ellos decidieron marcharse.

Mykhaylo T.; Javier R. B.; María Leticia G. D. e Iván L. G. se enfrentan a penas de entre doce o diez años de prisión  por delito de lesiones. Además, deberán de pagar entre todos a la víctima una indemnización  de 3000.000 euros. ¿Suficiente? o mejor dicho… ¿Hay algo lo suficientemente justo como para condenar a este tipo de “personas”?

Podemos consultar la noticia en varios periódicos virtuales:

La agencia de noticias Europapress emitía el pasado 12 de marzo el siguiente documento: pinchar aquí.

El diario vasco elcorreo.com publicaba la noticia con el siguiente titular: Un abogado de neonazis dice que los vagabundos “no son personas humanas”

El diario digital 20minutos.es publicaba una noticia muy similar a la emitida por Europapress, pero con un vídeo explicativo adjunto: Un abogado de los neonazis que pegaron a un indigente: “Los vagabundos son cánceres”

La versión digital de El país recalcaba en su titular: El abogado de dos presuntos neonazis dice “añorar” la ley de vagos y maleantes.

El nortedecastilla.es y el mundo.es tampoco se olvidaron de publicar esta noticia tan impactante: La vagancia lleva a la repulsión (El norte de Castilla)y Los mendigos no son humanos, son un cáncer”, dice un abogado en la Audiencia de Madrid (El mundo)

ABC.es publica una impactante grabación de una llamada con el abogado tras sus declaraciones, en la que éste intenta rehuir de las preguntas del periodista, por lo que acaba colgándole: pinchar aquí.

Entrada de @fani8_8

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Opinión y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s