Pepe Calderón: solidaridad, humildad y trabajo duro

El pasado miércoles visitamos el Comedor Social de Palencia, perteneciente a la Asociación Benéfica Palentina “Virgen de la Soledad”, para conocer con más profundidad su funcionamiento. Además de Ángel Salamanca, parte muy importante en este proyecto, nos atendió Pepe Calderón, Presidente de la Asociación y responsable tanto del Comedor Social como del Banco de Alimentos.

img_2370Al preguntarle quién era exactamente ese Pepe Calderón que se escondía detrás de este gran proyecto, nos comentó que provenía de una familia de la que presumía. Con 39 años, tuvo dos infartos cerebrales, de forma que la Seguridad Social le otorgó una invalidez absoluta.

img_2363

Un amigo que sabía que lo estaba pasando mal le facilitó unos estatutos que explicaban qué eran los bancos de alimentos a nivel mundial. “En Palencia, una capital pequeña, tenemos la costumbre de ayudar solo al Tercer Mundo, que me parece muy bien, pero… ¿Qué pasa con los de aquí?”.

img_2362

Pepe quiso implicarse más en el tema, hasta decidir que había que construir un comedor social atípico: a coste cero, en el que nadie cobrara para que las cuentas salieran. Cabe destacar, que Pepe ha sido galardonado con un premio Principe de Asturias de la Concordia en 2012.

Respecto al funcionamiento del comedor, el palentino nos comentó que había mucha gente que se había volcado con el proyecto, pero que también había habido muchas pegas. Destacó la ayuda que Federico Jiménez Losantos le había brindado para dar a conocer el proyecto a nivel nacional y conseguir recibir ayudas de toda España. Dice que el mérito no es suyo; él solo tuvo la idea, pero esto salió adelante gracias al local que le dieron gratis y a la ayuda de mucha gente.

img_2347

Calderón nos comentó que no esperaban tener tanto apoyo (incluso han llegado a estar desbordados por el género recibido). Además del apoyo material de diversas empresas, la gente le conoce por ello, y eso es un orgullo para él. Lo único que pide es que la gente siga ayudando. 

img_2349

Pepe Calderón echó en falta la ayuda de las instituciones públicas, pero destaca la ayuda que Enrique Martín, por entonces Presidente de la Diputación de Palencia, le brindó: “Llegó a un pleno para pedir 75000€ para que la Asociación Benéfica Palentina Virgen de la Soledad crease un comedor social. De la provincia no iba a venir nadie al comedor, pero si el comedor lo montábamos en un pueblo de la provincia, nos lo pagaba la Diputación. Sin embargo, no podía ser; tenía que ser en la capital.”

A la vez que ayudas, han sido muchas las decepciones. Nos comentó que ha recibido muchas puñaladas traperas de políticos de todos los colores. Incluso la gente de su propio partido, el Partido Popular, le ponía trabas. Pero a pesar de las piedras en el camino, Pepe no se rindió nunca. Dice que las trabas le dan fuerzas. Le gusta ver al político que habla por detrás en una sala de plenos. El caso, comenta, es que ahora todo el mundo quiere salir en la foto y “sin embargo, los que salen en segundo plano son los que realmente me han ayudado y merecen todos los méritos”.Calderón asegura que, en el momento que alguien cobre un euro, el proyecto no seguirá adelante; él es el primero que abandonaría si cobrara.

Al preguntále por los voluntarios, Pepe Calderón nos cuenta que hay ocho voluntarios en cada uno de los cinco turnos. Respecto a ser voluntario, dice que es una bendición para aquel que siente que ya no puede hacer nada. También hay malas experiencias puntuales con los voluntarios: “Hay gente que cree que esto es una empresa privada, pero quien no sepa que esto es una familia, que se retire. Gracias por haber estado, y punto. Aquí, lo que queremos es estar siempre contentos”. Ejemplos de esas malas experiencias son la fuga de una voluntaria con la recaudación destinada a preparar una paellada gigante, y también el robo de cables por parte de algunos voluntarios cuando estaban haciendo la instalación eléctrica del comedor.

No debe de ser fácil conseguir ayuda de grandes empresas, pero Pepe Calderón cree que cuando las ideas están claras, no hay problema. En realidad, a las grandes empresas se les hace un favor a la hora de pedirles ayuda, ya que desgravan un 35% por ello y, además, se crean una buena publicidad. Pepe ha conseguido convencer a esas empresas de que tienen las manos limpias.

En cuanto a si tiene contacto directo con los usuarios del comedor, el ilustre palentino respondió de manera negativa inmediatamente; asegura que para eso es muy débil, y que no aguanta que le den las gracias por algo que cree que tenía que hacer. “Me gusta ver lo que hemos conseguido. Además, yo he nacido y crecido en esta tierra; ¿voy a permitir que haya alguien en Palencia que pase hambre?”

img_23651

 A los usuarios se les pide un justificante de ingreso. Según Calderón, la gente que viene no es el pobre de la calle que todos entendemos, pero no se puede marcar un perfil, ni se pretende. Por otro lado, hablamos de aquellas personas que acuden al comedor aún sin necesitarlo: “No es por nosotros; a nosotros la comida no nos ha costado nada. Qué hay, ¿un 10% que engaña? Ya, pero es que hay otros que se están matando por comer. Hay gente que viene a comer incluso con maletín, y nunca se le niega la comida a nadie, pero en cuanto se les pide el justificante de ingresos al segundo día, ya no vuelven”. El comedor social solo da comidas, es decir, abre de las 13:30 a 15 horas, pero en casos extremos se les da un Tupper para que se lo lleven y lo cenen.

 En cuanto a la labor social de la Iglesia, Pepe Calderón se considera creyente, católico y convencido, pero reconoce que no existe relación entre el comedor social y la Iglesia. Admiten gente de cualquier religión, y se recibe gente de las parroquias. En cuanto al nombre de la Asociación (“Virgen de la Soledad”), lo puso porque él es el vicepresidente de la cofradía y tiene especial devoción por esa virgen, pero eso no quiere decir nada más. La Iglesia Católica hace su propia campaña para Cáritas.

Pepe conmovió al decir: “Ojalá tengamos que decir dentro de un año que se cierra el comedor social porque no hay nadie en Palencia que necesite ayuda”.

Desde aquí agradecemos, tanto a Pepe como a Ángel habernos dejado conocer dos personas admirables y un proyecto maravilloso.

img_2371

De izquierda a derecha: Estefanía Medina, Pepe Calderón y Nuria García

Entrada de @nurialesgp

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Entrevistas, Visitas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pepe Calderón: solidaridad, humildad y trabajo duro

  1. mmavill dijo:

    Buen comentario y buen trabajo, Es bonito dar la cara a este lado de la moneda, que para nada coincide con la cara y la cruz de cualquier moneda.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s